Vehículos autónomos: la carrera por lograr coches sin conductor

Vehículos autónomos Google Waymo

Han sido el centro de atención en la última edición del CES Las Vegas (el evento de tecnología más importante del mundo) y han acaparado las portadas de los principales medios dedicados al motor en todo el mundo, especialmente después de la celebración del Salón del Automóvil de Detroit… Hablamos de los vehículos autónomos, coches que se conducen solos y que, en unos años, serán una realidad en las carreteras de todo el mundo. Pero, ¿en qué punto se encuentran actualmente? ¿Qué empresas automovilísticas (y no automovilísticas) están apostando por esta tecnología? ¿Qué opinan los conductores sobre su uso?

Desde hace años, los fabricantes de automóviles trabajan en nuevas tecnologías de asistencia a la conducción que permitan mejorar los sistemas de seguridad y hagan los viajes más cómodos. Así han surgido controles de velocidad, asistencia al aparcamiento, lectores de señales y un sinfín de funciones más que podemos encontrar en los coches más recientemente lanzados al mercado. Es lógico pensar que el futuro se dirija hacia la completa automatización de estas funciones, hasta lograr un vehículo 100% autónomo.

Diversas compañías llevan años trabajando en esta tecnología, con mejores o peores resultados. El primer ejemplo más conocido fue el de Google, cuyo vehículo autónomo (Alphabet) lleva más de 3 millones de kilómetros recorridos. El gigante de Internet ha trabajado durante casi ocho años en los prototipos dotados con esta tecnología. El 20 de octubre de 2015 completaron el primer viaje en coche completamente autónomo en el mundo. Steve Mahan (legalmente ciego) se subió en uno de los vehículos prototipo y recorrió una ruta a través de los suburbios de Austin (Texas, EE.UU.). Los sensores y el software del vehículo conducían por él. Desde el pasado mes de diciembre, Waymo –compañía tecnológica de auto-conducción– recoge el testigo de Google en esta carrera hacia la conducción autónoma.

Tesla, Uber, BMW… todas las compañías que están en la carrera de los vehículos autónomos

Google no ha sido la única compañía que ha decidido apostar por esta tecnología. Hasta 19 empresas han anunciado ya que están trabajando en ella de cara al futuro.

El CEO de Tesla, Elon Musk, anunciaba el año pasado que los vehículos de la compañía que actualmente están en producción (los modelos X y S y, más adelante, el modelo 3) serán equipados con un nuevo hardware que permitirá moverse sin conductor. De hecho, la compañía quiere hacer una demostración de ellos este mismo año 2017 aunque, eso sí, tendremos que esperar a finales de año para verlo y algo más para conducirlo, ya que la legislación, como veremos, no avanza a la misma velocidad que la tecnología y, de momento, no se podrá activar esta opción.

Vehículos autónomos Tesla

La compañía de transporte privado Uber presentó el pasado mes de septiembre una línea de vehículos Ford Fusion modificados con tecnología autónoma como proyecto piloto en la ciudad de Pittsburgh (Pensilvania, EE.UU.). En diciembre presentó un nuevo proyecto piloto similar en San Francisco, aunque allí se encontró con la denuncia del Departamento de Vehículos Motor de California y tuvo que cerrarlo por no tener los permisos correspondientes. De momento, como decíamos, es un proyecto en pruebas que aún registra fallos. De cara al futuro, Uber ha alcanzado un acuerdo con Volvo para desarrollar coches sin conductor.

Otra de las compañías que ha elegido 2017 como fecha para las pruebas con vehículos autónomos, concretamente en la segunda mitad del año, es BMW. El fabricante alemán se ha asociado con Intel y Mobileye para ello. Además, junto con Mercedes y Audi, adquirió “Here”, la antigua división de mapeo de Nokia, para obtener datos en tiempo real para este tipo de coches. Aunque este año hará las pruebas piloto, BMW se plantea finales de 2021 como la fecha para que su vehículo eléctrico con capacidades autónomas salga a la calle y, en 2025, su Proyecto iNext, será totalmente autónomo.

Otras empresas, como Toyota, tienen proyectos de coches semi-autónomos y prevén estar en condiciones de competir en la carrera hacia la plena autonomía a partir de 2020.

Esa es la fecha que se plantea también Nissan para tener en el mercado un coche autónomo comercialmente viable, en el que ya trabaja a través del proyecto Propilot, con el que está iniciando pruebas de semi-autonomía en las carreteras japonesas.

Ford, Volvo, General Motors, Daimler (Mercedes-Benz), Audi, el fabricante chino Baidu, Honda, Hyundai o Peugeot son otras de las compañías que estarán la carrera, junto con Apple, aunque esta última ha abandonado la idea de la construcción de un vehículo autónomo para centrar sus esfuerzos en la creación de un software autónomo que luego puedan comercializar.

Legislación para el sector de vehículos autónomos

Los gobiernos de todo el mundo están trabajando para no quedarse atrás en este tema ya que, en ocasiones, la tecnología avanza de modo más rápido que la propia legislación. Tal y como recoge el Observatorio Cetelem en su informe “El coche autónomo”, Estados Unidos, pionero en esta tecnología, también ha tomado ventaja legislativamente hablando. Estados como California, Florida, Nevada o Michigan ya han adaptado sus leyes locales para autorizar las pruebas de este tipo de vehículos.

Vehículos autónomos BMW

En Japón ya está en marcha un plan nacional para desarrollar 100% los coches autónomos japoneses, por lo que Nissan ya recibió autorización para hacer pruebas con su “Leaf”. Y China trabaja en una ley para permitir las pruebas.

En Europa, la legislación estipula que el conductor debe tener las manos en el volante en todo momento, así que los países ya trabajan en las posibles modificaciones que se producirán este año. En España, concretamente, la Dirección General de Tráfico (DGT) regulará el coche autónomo en 2017. El grupo de Movilidad Autónoma y Conectada ya trabaja en un primer reglamento que regule este tipo de vehículos, aunque ya ha aprobado el marco para autorizar las pruebas.

¿Y qué opinan los conductores?

A pesar de todos estos avances, los conductores no se encuentran del todo convencidos de la viabilidad de esta tecnología y se muestran reticentes ante su uso. Así lo asegura un estudio llevado a cabo por Direct Seguros, que recoge que el 28% de los españoles considera que los coches autónomos siguen siendo una utopía. Es más, un 53% cree que dejar que el vehículo conduzca solo es un peligro.

 

Infografía vehículos autónomos

Paradójicamente, quienes menos confían en esta tecnología son los más jóvenes. Un 56% de los conductores que desconfían de los vehículos autónomos tiene menos de 45 años. Por su parte, los mayores de esa edad cree que su generación no conocerá el despliegue de esta tecnología en las carreteras, a pesar de que, como comentábamos, muchas compañías se plantean el horizonte de 2021 para disponer de estos vehículos circulando.

A pesar de mostrarse pesimistas, el estudio arroja un dato interesante: el 31% de los encuestados considera que, en el futuro, la automatización reducirá drásticamente la siniestralidad. Actualmente, según los datos de Direct Seguros, el 85% de los siniestros se producen por un error humano por lo que es lógico pensar que, si la tecnología se desarrolla correctamente, disminuirá el número de accidentes, así como su gravedad.

Si te ha gustado el contenido, compárteloShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter