Sector automovilístico: el futuro es de los vehículos eléctricos

vehículo eléctrico

Lograr ciudades más limpias se ha convertido en el objetivo prioritario de una gran mayoría de los países desarrollados. Y en la consecución de ese objetivo, el sector automovilístico juega un papel fundamental. Los vehículos, tanto de particulares como las flotas de los diferentes servicios públicos de cada país, tienen un gran impacto en la calidad del aire de las ciudades, especialmente de las más grandes. Esto, unido a la cada vez mayor preocupación por la dependencia de las importaciones de petróleo, ha hecho que, tanto las autoridades como las propias compañías automovilísticas estén apostando por la creación de un mercado de vehículos de combustible alternativo a la gasolina y al diésel. De acuerdo con los datos de crecimiento que se van registrando año tras año, parece claro que el futuro del sector automovilístico es eléctrico.

Según un informe elaborado por Bloomberg New Energy Finance, la revolución del vehículo eléctrico podría estar mucho más cerca de lo que gobiernos mundiales y compañías petroleras han podido imaginar. De cumplirse las expectativas, en el año 2040, el 35% de los vehículos de todo el mundo (lo que representaría 41 millones de vehículos) serían eléctricos. Estaríamos hablando de una cifra 90 veces superior a la de 2015, para hacernos una idea.

Hasta ahora, algunos de los motivos que más frenan la venta de este tipo de automóviles son su mayor coste, el elevado precio de las baterías, la reducida autonomía y la falta de puntos de recarga en algunos países. Poco a poco, esas barreras irán cayendo. Según Bloomberg las continuas reducciones en los precios de las baterías, que ya se vienen experimentando, van a reducir los costes totales de fabricación de estos vehículos y, en el año 2025, podrían ser inferiores a los que utilizan combustibles convencionales. Por su parte, la autonomía también se está incrementando. La irrupción de Tesla en el mercado, que ya cuenta con una batería capaz de recorrer 600 km, está haciendo que la mayoría de fabricantes se “pongan las pilas” para mejorar este aspecto. Un buen ejemplo es el Renault, que ya ha presentado su modelo Zoe 2017, con una autonomía de 400 km.

eléctrico Tesla

¿Qué ventajas aportan los vehículos eléctricos?

De acuerdo con fuentes de AVELE, la Asociación Española para la promoción de la Movilidad Eléctrica, la contaminación atmosférica reducida y el ahorro económico que suponen estos vehículos son las principales razones para apostar por ellos. Los eléctricos tienen cero emisiones locales en las ciudades, no emiten gases (NOx, SO2), ni partículas, ni CO2 a nivel local.

Además, suponen un ahorro económico para el conductor. Actualmente, el coste de una recarga oscila entre 1,5€ y 4€ (dependiendo del vehículo y de la tarifa eléctrica). Teniendo en cuenta que su autonomía se sitúa entre 150 y 200 km, el coste por cada 100 km oscilaría entre 0,75€ y 2€, es decir, una cifra bastante más baja que la de cualquier vehículo diésel o gasolina (entre 4 y 10 veces menor). A esto hay que añadir que sus costes de mantenimiento también son entre un 30 y un 40% más bajos.

AVELE añade otras ventajas, como son la nula contaminación acústica, ya que son vehículos silenciosos, la independencia energética, puesto que la electricidad puede ser generada a través de fuentes de energía renovables, su robustez y la escasez de averías (hasta 3 veces menos, según algunos estudios).

Las nuevas generaciones demandan eléctricos

A la vista de estos datos, prácticamente la totalidad de los fabricantes de vehículos han incluido el desarrollo de gamas eléctricas como objetivo prioritario para los próximos años. Otro de los motivos es que deben pensar en los consumidores del futuro. Las nuevas generaciones demandarán vehículos menos contaminantes y las compañías automovilísticas tendrán que dar respuesta a estas demandas para seguir siendo competitivos.

Según un estudio presentado por Nissan en el reciente Foro de la Movilidad Sostenible, el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad son importantes para la llamada generación Z (el grupo demográfico nacido entre 1994 y 2010) y que ya representa el 25,9% de la población mundial. Además, en 2025, este segmento supondrá el 75% de la fuerza laboral mundial. El estudio de Nissan asegura que se trata de una generación que ha crecido entendiendo el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad. Por ello, está dispuesta a cambiar sus hábitos, pero considera que las nuevas iniciativas deben nacer del sector público y privado, ya que son ellos quienes tienen la responsabilidad de jugar un papel proactivo en el impulso de más infraestructuras e incentivos para la compra de vehículos menos contaminantes.

La generación Z considera que el paso hacia una movilidad 100% eléctrica implica una evolución en todos los sentidos: una nueva forma de conducir, de comunicarse, una manera de que se produzca una simbiosis con las ciudades y el medio ambiente. Así pues, teniendo en cuenta que según la encuesta realizada para este estudio, el 78% de los miembros de esta generación contempla comprar un coche en el futuro, los fabricantes lo tienen claro.

La situación en España

En España aún nos queda un largo camino por recorrer en la apuesta por la movilidad eléctrica. Si nos fijamos en las cifras europeas, nuestro país ocupa el undécimo lugar en cuanto a ventas de vehículos recargables, tal y como asegura Lorena Druet, Secretaria General de AVELE. Nuestras cifras están muy lejos de las alcanzadas en países como Países Bajos o Noruega, a la cabeza de Europa, e incluso Francia, Reino Unido o Alemania, que les siguen. El caso de los Países Bajos es especialmente llamativo, ya que el 92% de los vehículos matriculados en 2015 fueron híbridos recargables.

¿Cuáles son los motivos? En primer lugar, los incentivos fiscales que ofrecen estos países, en los que los eléctricos puros ni siquiera pagan impuestos. Además, influye mucho su red de infraestructuras de recarga, muy superior a la española.

En este sentido, el gobierno español, a través del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, lanzó el Plan MOVEA (Plan de impulso para la Movilidad con Vehículos de Energías Alternativas) para promover el uso de vehículos eléctricos. A finales de noviembre presentó las cifras para el Plan MOVEA 2017, asegurando que se destinarán 12 millones de euros a este efecto, de los que 7 millones serán para turismos, 4 millones para vehículos comerciales, 500.000 euros para motocicletas y 1 millón de euros para incrementar los puntos de recarga. El objetivo es que, gracias a estas ayudas, se alcancen las 12.000 ventas en 2017, lo que supondría un ahorro de 40 millones de toneladas de emisiones de CO2. Algunas fuentes del sector apoyan la propuesta., aunque consideran que sigue siendo insuficiente para fomentar las ventas y que se encuentra a años luz de las dotaciones ofrecidas por otros gobiernos, como el alemán o el británico.

CYSDA-Certiauto, única certificadora de vehículos V.O. 100% eléctricos

CYSDA-Certiauto es la única certificadora de calidad de vehículo de segunda mano y vehículos de ocasión que certifica vehículos 100% eléctricos, como son el BMW i3 y el BMW i8, además de toda la gama de híbridos enchufables de BMW.

BMW i8 eléctrico

Si estáis interesados en comprar en adquirir un vehículo de segunda mano de este tipo, no dudéis en contactar con nosotros.

Si te ha gustado el contenido, compárteloShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter