Mercado de automoción: así ha sido el primer semestre de 2017

Mercado de automoción

El primer semestre de 2017 se ha cerrado con un total de 667.494 matriculaciones de turismos, lo que representa un 7,1% más que en el mismo periodo del año anterior, según datos de ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), Faconauto (Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción) y GANVAM (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios). Las matriculaciones de las empresas, así como las de los alquiladores, han animado los registros “con un crecimiento mucho más robusto que el canal de particulares”, según afirman fuentes de ANFAC.

Aunque en este primer semestre se ha obtenido un balance positivo en el mercado de automoción, tenemos que contextualizar las cifras y recordar que, por ejemplo, en el primer semestre del año 2008, cuando comenzó la crisis, se matricularon más de 823.000 turismos, un 19% más que entre enero y junio de este año. Según Adolfo Randulfe, director de comunicación de ANFAC “aunque el mercado de turismos ha cerrado en el mes de junio y el primer semestre con cifras positivas, desde ANFAC seguimos preocupados por la falta de impulso en las matriculaciones por parte de los clientes particulares. Como resultado, este canal ha crecido en el primer semestre del año casi la tercera parte de lo que lo ha hecho el mercado en general, que ha estado impulsado principalmente por las ventas a empresas y alquiladores. Esta tendencia al estancamiento entre los particulares se repite desde el comienzo del último trimestre del pasado año, y ya hemos visto algunos meses incluso con tasas negativas en este canal. Además, desde ANFAC también nos causa inquietud la falta de rejuvenecimiento del parque cuya edad media, 12 años, está muy alejada de lo que sería recomendable para mantener una flota con bajas emisiones y altos niveles de seguridad. Dos aspectos son esenciales, respectivamente, para lograr una buena calidad del aire en nuestras grandes ciudades y mantener unos bajos niveles de siniestralidad vial».

En esos mismos términos se expresa también, Raúl Morales, director de comunicación de la patronal de los concesionarios FACONAUTO, quien explica que “las matriculaciones siguen sobredimensionadas, como lleva pasando desde primeros de año. Los objetivos que las marcas han puesto a los concesionarios están muy por encima de la realidad del mercado. No salen los números y, para cumplir con esos objetivos, los concesionarios se han visto obligados a automatricular demasiadas unidades de nuevo en junio, de ahí que el 25% de las ventas se hayan hecho en los dos últimos días del mes. El vehículo automatriculado es una oportunidad para los clientes, que acceden a fuertes descuentos, pero el riesgo para los concesionarios es preocupante, puesto que están teniendo que sostener un stock cada vez mayor, lo que va en contra de sus resultados. Al respecto, la presión sobre las concesiones ha sido especialmente fuerte este mes, porque ha coincidido con el cierre del trimestre por parte de las marcas. Es indudable que los planes PIVE tranquilizaban mucho el mercado, porque hacían aflorar una demanda añadida, que ahora cubre el sector de un modo artificial creando una «burbuja» del automóvil que no se corresponde con la demanda real”.

Por su parte, Tomás Herrera, director general de GANVAM, que representa a 4.600 concesionarios/servicios oficiales y 3.000 compraventas, ha asegurado que “históricamente, junio es un mes bueno para que los particulares compren coches. Para muchos conductores, los coches nuevos son para el verano, siendo habitual que cierren su compra antes de las vacaciones para poder rodarlo en sus desplazamientos largos. De todas formas, son las empresas las que siguen tirando del mercado y no sólo por su pulso inversor renovado sino también por el empuje de las automatriculaciones que están nutriendo el mercado de ocasión con kilómetros cero en un momento en el que estos usados jóvenes son muy demandados en concesionarios y compraventas. En definitiva, hablamos de un vehículo muy joven que contribuye de manera importante al rejuvenecimiento del parque”.

Mercado de automoción: vehículos comerciales

Las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros (derivados de turismo, furgonetas, furgones y pick-up) alcanzó las 101.393 matriculaciones, cantidad que supone un 16,2% más de registros en comparación con el periodo enero-junio del pasado año. El mercado de vehículos comerciales ligeros se va aproximando, en el semestre analizado, a las cifras obtenidas entre enero y junio de 2008, año en que se inició la crisis. Entonces se matricularon en nuestro país casi 105.000 unidades de este tipo de vehículos. La buena marcha del mercado está muy influenciada por las buenas expectativas económicas y el notable auge del comercio electrónico. Este tipo de comercio ha desarrollado notablemente la logística de proximidad en las ciudades, donde los vehículos comerciales ligeros son esenciales en las labores de reparto. En este contexto, es esencial mantener un parque rejuvenecido, ya que este tipo de vehículos, dedicados a labores profesionales, recorren más kilómetros de media que otro particular. Una flota joven tiene estándares de emisiones mucho más estrictos que los que tenían que cumplirse hace años. Al cierre del año 2016, la edad media del parque de vehículos comerciales ligeros alcanzaba los 12,5 años.

El canal de autónomos ha registrado un alza de las matriculaciones en junio del 10% con un total de 6.245 unidades. En el periodo enero-junio, la subida alcanza un 11,5% hasta llegar a 32.376 matriculaciones. Por su parte, el canal de empresa presenta un incremento del 5,9% en los registros del mes de junio, con un total de 9.767 matriculaciones. En el primer semestre del este canal acumula un incremento del 18,1% y un total de 52.990 registros. Por último, el canal de alquiladores ha obtenido en el mes de junio un crecimiento del 15,5% y 3.010 unidades matriculadas. En el conjunto de los seis primeros meses del año se registran asimismo cifras positivas, con un 20,5% de crecimiento y un total de 16.027 matriculaciones.

Mercado de híbridos

En los primeros seis meses del año, las matriculaciones de vehículos híbridos y eléctricos (turismos, cuadriciclos, vehículos comerciales e industriales y autobuses) casi han alcanzado las 30.000 unidades (29.941), lo que representa un incremento del 84,3% respecto al mismo periodo de 2016. Esta cantidad de registros supone una cuota del 3,83% sobre el total del mercado. Si nos centramos sólo en los turismos, la tasa de vehículos híbridos y eléctricos es algo superior, alcanzando una cuota del 4,4%. Este porcentaje casi duplica al obtenido por este tipo de vehículos en el periodo enero-junio de 2016.

De esa cifra, los vehículos híbridos registraron un total de 26.979 matriculaciones, con un crecimiento del 94,5% frente al mismo periodo de 2016, mientras que los eléctricos supusieron un total de 2.356 unidades, es decir, un crecimiento del 25,7%.

Vehículos de ocasión (V.O.)

En cuanto al mercado de vehículos de ocasión, las transferencias de vehículos usados crecieron un 18% en el primer semestre de este año, hasta las 1.057.232 unidades, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto). Este dato positivo viene, fundamentalmente, por el impulso de las operaciones de coches seminuevos, de hasta tres años, comercializados principalmente por los concesionarios, que incrementaron sus ventas en un 38,6% hasta junio, consiguiendo acaparar además el 20% del mercado.

Según fuentes de Faconauto, con esta configuración del mercado, hay que valorar el papel que están desempeñando los coches usados en la renovación del parque. «Esta sería la línea a seguir y debería tener su reflejo en futuros planes de achatarramiento», aseguran.

Desde Ganvam pronostican que se terminará el año con una cifra récord: dos millones de vehículos de ocasión vendidos, un 5% más que en 2016.

Según los expertos que participaron hace unos días en el Foro ABC del Motor, el mercado de VO, no ha percibido en los últimos años las consecuencias de la crisis aunque, tal y como recordó Nicolás Cantaert, director general de Autocasión, en los últimos años ha cambiado el tipo de producto que se compra y se vende, y con la recuperación se ven ahora vehículos más nuevos, con un precio medio más elevado. Para Tomás Herrera, esto se debe a que en el mercado se compra y se vende lo que tenemos. Durante la crisis había peor producto porque la falta de matriculaciones de coches nuevos provocó que casi no existiesen en el mercado de V.O. coches de menos de 5 años, tal y como recoge el diario ABC.

En cualquier caso, habrá que permanecer atentos para observar cómo se desarrolla el segundo semestre del año.

Si te ha gustado el contenido, compárteloShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter