Distintivos medioambientales de la DGT: objetivo, premiar a los vehículos menos contaminantes

Distintivos medioambientales DGT

¿Cuáles son los criterios que sigue un comprador a la hora de adquirir un vehículo, ya sea nuevo o de segunda mano? ¿Su potencia? ¿El consumo de combustible? ¿El confort? ¿Su potencial contaminante? Quizá este último requisito no ha sido prioritario para mucha gente hasta ahora. Sin embargo, en vista de lo que nos depara el futuro, puede que en poco tiempo este sea el factor principal que nos haga decidirnos por un modelo de coche u otro.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha clasificado el parque de vehículos de España en función de su potencial contaminante, lanzando unas pegatinas identificativas para cada tipo de coche. Durante los meses de octubre y noviembre, 4,3 millones de vehículos de diferentes comunidades autónomas españolas (Madrid, Barcelona, Granada, Valencia y Sevilla) ya han recibido estas pegatinas en sus domicilios. Hoy vamos a conocer mejor estos distintivos medioambientales y las ventajas que ofrecen.

Plan Aire: discriminación positiva para los coches menos contaminantes

Esta clasificación tiene su origen en el Plan Nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera 2013-2016, conocido como “Plan Aire” y en el que se recoge que las partículas y el dióxido de nitrógeno emitidos por el tráfico rodado son la principal fuente de emisiones en las grandes ciudades. Clasificar los vehículos en función de esos niveles contaminantes puede discriminar positivamente a aquellos vehículos que son más respetuosos con el medio ambiente. Es decir, no se trata de castigar a los que no lo sean sino de premiar a los que cuidan más este aspecto.

¿Y en qué consiste esta discriminación positiva? Las autoridades competentes irán decidiendo en cada momento qué ventajas se aplicarán a los vehículos con estos distintivos. Algunas de las que ya están vigentes son, por ejemplo, la posibilidad de circular por el carril bus VAO a los vehículos clasificados como “Cero Emisiones” (aunque vayan ocupados por una sola persona) o la posibilidad de utilizar zonas de estacionamiento regulado (SER) especiales para estos vehículos, en ciudades como Madrid.

Las etiquetas

La DGT ha liderado este trabajo, en el que han colaborado los Ayuntamientos de Madrid y Barcelona, con el fin de clasificar los turismos y vehículos pesados. Actualmente, se está haciendo lo propio con la motocicletas. Estas son las etiquetas que distinguen a cada tipo de vehículo:

Distintivos medioambientales DGT
  • Cero emisiones: El distintivo azul de “Cero emisiones” reconoce a los vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículos eléctricos de autonomía extendida (REEV) y vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía mínima de 40 km o vehículos de pila de combustible.
Distintivos medioambientales DGT
  • ECO: El distintivo bicolor “ECO” es para vehículos híbridos enchufables con autonomía inferior a 40 km, vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural (GNC y GNL) o gas licuado de petróleo (GLP). Todos ellos deberán cumplir los criterios de la etiqueta C.
Distintivos medioambientales DGT
  • Etiqueta CLa etiqueta C distingue a los turismos y furgonetas ligeras de gasolina, matriculadas a partir de enero de 2006, y diésel, partir de 2014; también a los vehículos de más de 8 plazas y pesados, tanto gasolina como diésel, matriculados a partir de 2014. Los de gasolina deben cumplir la norma Euro 4, 5 y 6, y en diésel la norma Euro 6.
Distintivos medioambientales DGT
  • Etiqueta BLa etiqueta amarilla B reconoce a los vehículos y furgonetas ligeras de gasolina, matriculadas a partir de enero de 2000, y diésel, a partir de enero de 2006; a los vehículos de más de 8 plazas y pesados, tanto de gasolina como diésel, matriculados a partir de 2005. Los de gasolina deben cumplir la norma Euro 3 y en diésel la Euro 4 y 5.

Los vehículos más contaminantes circularán sin ninguna etiqueta aunque, según las primeras estimaciones, no superarán el 30% en las grandes ciudades.

CYSDA-Certiauto y las pruebas de emisiones

El certificado Certiauto, que emite CYSDA tras la revisión de los vehículos de segunda mano y de ocasión, incluye una prueba de emisiones, tanto en vehículos diésel como gasolina. La maquinaria de que dispone el servicio de CYSDA es un comprobador de 8 gases para los vehículos de gasolina, en los que no sólo se mira el CO y la lambda, sino que también se hace lo propio con el oxígeno y el dióxido de carbono. En el caso de los vehículos diésel, disponen de un Opacímetro KE con el que se miden las partículas.. Hasta hace poco, los valores eran genéricos: 2,5 para atmosféricos y 3,5 para vehículos turbo. Actualmente, los fabricantes se encargan de homologar cada vehículo con unos valores máximos y Certiauto se rige por esa medida para comprobar que el vehículo cumple con los estándares exigidos.

Si vais a comprar un coche de segunda mano o vehículo de ocasión, el certificado Certiauto de CYSDA garantizará que se cumple con los criterios medioambientales exigidos para cada modelo.

Si te ha gustado el contenido, compárteloShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter